01 septiembre 2014

Justicia (Alex Ross, Jim Krueger y Doug Braithwaite, ECC Ediciones)


Que el arte de Alex Ross figure en cualquier portada ya sería motivo suficiente para vender cualquier cómic, y en este caso en concreto, un tomo que recopila toda la maxiserie de doce números titulada Justicia, que ha publicado recientemente ECC Ediciones, el dibujante e ilustrador de obras como Marvels o Kingdom Come, además de "embellecer" los lápices y portadas de Doug Braithwaite, también se nos revela como argumentista firmando una historia a cuatro manos junto a su compinche Jim Krueger, con el que ya trabajara en series como Tierra X, Paraíso X o Universo X para Marvel.
Justicia se presenta como una revisitación actualizada de la serie de animación de los Superamigos, además de un sentido y cariñoso homenaje a unos personajes, prácticamente todos los de la Silver Age de DC Comics, con los que a buen seguro los autores disfrutaron de lo lindo en sus primeras lecturas. Por eso, además de la Liga de la Justicia, protagonista absoluta de la historia, hacen acto de presencia personajes como los Jóvenes Titanes, la Patrulla Condenada, Metal Men, Metamorpho o Plastic Man, entre muchos otros héroes, y cuyos antagonistas, son ni más ni menos que la Legion of Doom, un variopinto grupo de supervillanos que en la mítica y recordada serie de animación eran los archienemigos y villanos recurrentes de los héroes.
El argumento creado por Krueger y Ross es de lo más sencillo, tras una premonición desoladora en la que han visto el mundo arrasado, un grupo de supervillanos se unen con el propósito de enmendar la plana a los héroes, crear un mundo idílico y de paso hacer cambiar la opinión del público con respecto a los superhéroes, que en sus manos tenían el poder para arreglar todos los problemas del mundo, pero que nunca fueron capaces de coger el toro por los cuernos y hacerse cargo de los problemas reales.
Como suele pasar en estos casos, y si sois lectores habituales de superhéroes ya sabéis como va esto, los villanos atacan, los héroes reaccionan, se reagrupan y contraatacan en una gran y épica batalla final en la que todos los héroes y villanos se dan de mamporros en unas espectaculares y grandiosas páginas abarrotadas de personajes, en este caso bellamente ilustradas por los señores Braithwaite y Ross.
A pesar de la sencillez del argumento, los guionistas no se dejan llevar por la emoción de los enfrentamientos del gran número de personajes que aparecen en la historia, y también se preocupan de dotar de algo de complejidad a varios de los personajes protagonistas.
Es justo mencionar que esta historia está totalmente fuera de la continuidad oficial de DC, por lo que no es necesario conocer que estaba ocurriendo en todas las series publicadas por DC y puede ser disfrutada por cualquier lector que conozca poco a los personajes, ya que presenta versiones bastante arquetípicas de los mismos.
Del apartado gráfico podemos decir, las páginas hablan por si solas y el trabajo de los dibujantes es francamente espectacular, y si no me creéis solo tenéis que echar un vistazo al tomo en la librería o ver alguna imagen en internet para comprobarlo por vosotros mismos, así que huelgan comentarios.
En definitiva, y al igual que otras obras de similar tono como por ejemplo El Clavo de Alan Davis, Justicia es una historia que sirve como perfecta toma de contacto con la vertiente más clásica y nostálgica del Universo DC, y todo un disfrute para el seguidor veterano de la Liga de la Justicia y sus personajes con los que es evidente que todo un fanboy como es Alex Ross ha disfrutado de lo lindo dando su versión de los principales héroes DC, y dotándolos además de unas chulísimas armaduras en unos vistosos y brillantes diseños creados ex profeso para la ocasión y que recuerdan bastante a los diseños del propio Ross para Kingdom Come.
Nos encontramos ante un tebeo de lo más recomendable para regalar a aquel chaval que se quiera iniciar en las maravillas de un universo tan rico y vasto como el de DC, como igual de disfrutable será para aquel lector que, al igual que los autores implicados, haya crecido leyendo las aventuras de la Liga de la Justicia y sus superamigos.

Justicia
Alex Ross, Jim Krueger y Doug Braithwaite
Cartoné. 384 páginas. Color. 36 €. ECC Ediciones

31 agosto 2014

Asilo Arkham: Grandes Autores de Batman (Grant Morrison y Dave McKean, ECC Ediciones)


ECC Ediciones, fiel a su política de recuperar grandes obras que no deberían faltar en ningún fondo de catálogo de cualquier gran editorial que se precie de serlo, y que por una u otra razón han pasado a engrosar las listas de las grandes obras de la historieta del género superheróico y que deberían ser lecturas obligatorias, ha publicado recientemente Asilo Arkham, publicada previamente por Ediciones Zinco y Planeta DeAgostini, y que a día de hoy era prácticamente inencontrable, a no ser que uno rebuscara en las librerías de segunda mano.
Gracias al camino que otros famosos cómics adultos, como el Watchmen de Alan Moore o el Regreso del Caballero Oscuro de Frank Miller, abrieron en la industria dándose a conocer para el gran público, un gran número de propuestas con la etiqueta de "adultas" tuvieron su oportunidad y en concreto este Asilo Arkham, que fue publicada coincidiendo con el estreno del Batman de Tim Burton, y que supo aprovecharse de la Batmania imperante en aquel 1989, se convirtió en todo un best seller, convirtiéndose en una de las novelas gráficas más vendidas en la historia de la editorial.
Firmada por el guionista escocés Grant Morrison en uno de sus primerísimos trabajos en DC Comics, de hecho fue una de sus primeras propuestas a la editorial junto la revitalización de un personaje olvidado como era Animal Man, y cuya editora, la mítica Karen Berger, tuvo a bien dar el visto bueno, reclutando también para el proyecto a otro británico, al dibujante Dave McKean, que estaba recién salido de Bellas Artes y cuyo personal estilo artístico influenciado por el diseño y la ilustración sofisticada, supuso un soplo de aire fresco totalmente novedoso y nunca antes visto en los cómics de superhéroes, y que lamentablemente dio lugar a un gran número de imitadores y de obras "pintadas" durante los primeros años de los noventa, que buscaban repetir el éxito de la propuesta gráfica de McKean.
He de reconocer que, leída en el momento de su publicación, Asilo Arkham no acabó de convencerme del todo ya que mis intereses y gustos en cuanto a lecturas comiqueras por aquel entonces eran otros, e imagino que debido a mi juventud no llegué a captar todos los matices presentes en el guión de Morrison, ya que es una obra que está repleta de referencias y simbologías, y que en definitiva, no lo olvidemos, estaba dirigida a aquel lector ocasional que no tenía por que haber leído un cómic de Batman en su vida, o bien los había leído de pequeño, y que inmerso en el revuelo mediático de la Batmania pudiera acercarse sin ningún tipo de complejos, de nuevo o por primera vez, a una historia del Hombre Murciélago totalmente prefabricada que reclamaba a gritos su madurez, y que era diametralmente opuesta tanto en continente como en contenido a cualquier cómic de Batman que se pudiera encontrar aquel año en las librerías.
Con la excusa argumental de introducir a Batman en el interior de Asilo Arkham durante uno de los frecuentes motines de sus pacientes, todos ellos enemigos mortales del murciélago, Morrison nos propone un viaje al interior de la locura, protagonizado por algunos de los pacientes como  por el propio Batman, que se verá forzado a poner a prueba los límites de su propia cordura, al tiempo que el escocés nos presenta un delicioso y terrorífico cuento gótico donde nos narra como Amadeus Arkham, tras una vida azarosa llena de dolorosos traumas, tomó la decisión de crear en Gotham el Asilo que lleva su nombre con la intención de tratar a los enfermos con trastornos y desordenes mentales.
Releída hoy, no puedo dejar de recomendar esta obra que algunos tildarán de pretenciosa, pero que a mí me ha supuesto una lectura de lo más gratificante, más cercana al género de terror que al de los superhéroes, y que gracias al magnífico trabajo pictórico de Dave McKean, la historia consigue generar una atmósfera agobiante que le viene como anillo al dedo a la historia firmada por Morrison.
Esta nueva edición cuenta además con un gran número de extras, que hacen mucho más disfrutable su lectura llevándola a otro nivel, como son el guión original de Morrison, comentado por el propio autor, y los bocetos de las páginas dibujadas por el guionista escocés que sirvieron a McKean como base para crear su personal arte en esta inolvidable obra que supuso el reconocimiento definitivo, tanto de la crítica como de los lectores, de dos grandes autores como son Morrison y McKean.
Imprescindible para fans de Grant Morrison y una de esas obras que no debe faltar en las tebeotecas de los coleccionistas del Hombre Murciélago.

Asilo Arkham: Grandes Autores de Batman
Grant Morrison y Dave McKean
Cartoné. 216 páginas. Color. 21,50 €. ECC Ediciones

18 mayo 2014

Entrevista a R. M. Guéra


Recién llegados de Barcelona, concretamente de la 32ª edición del Salón del Cómic de Barcelona, de la que por supuesto tendréis cumplida crónica en breve, tuvimos la suerte de poder entrevistar a R. M. Guéra, dibujante entre otras de Scalped y Django Desencadenado. El audio de la entrevista estará publicado en Apocalipsis Friki, podcast con el que colaboro, y lo podéis escuchar en el reproductor que os dejo más abajo o descargarlo directamente desde Ivoox.
Agradecemos la atención de los responsables de prensa de Planeta DeAgostini que nos dieron todas las facilidades para poder hacer la entrevista, y por supuesto a R. M. Guéra que nos atendió muy amablemente.

13 mayo 2014

Batman: Serenata nocturna. El origen del Caballero Oscuro (David Hernando, Timun Mas)


David Hernando, sin duda uno de los mayores aficionados a Batman en nuestro país acaba de publicar Serenata nocturna. Un estupendo y ameno libro que, además de contarnos el origen del famoso personaje creado en 1939, sirve para dar a conocer y al mismo tiempo reivindicar la figura de Bill Finger, auténtico creador del personaje y guionista original de sus primeras aventuras, que debido a las malas artes de Bob Kane, autoproclamado único creador del personaje, nunca llegó a ser reconocido públicamente en vida como co-creador del Caballero Oscuro.
Tras sus estupendos ensayos Batman: El resto es silencio y Superman: La creación de un superhéroe, y aprovechando el 75 aniversario del personaje, nos llega ahora este Serenata nocturna, en el que Hernando ha puesto toda la carne en el asador y ha realizado una titánica labor de investigación en la que ha entrevistado a infinidad de autores como Roy Thomas o estudiosos que conocieron a Bill Finger, y a familiares de los verdaderos protagonistas de la historia, fuentes de información de primera mano, como son Athena Finger, nieta de Bill, y Jens Robinson, hijo de Jerry Robinson, el mítico dibujante que creara, junto a Finger, al personaje del Joker.
El autor ha optado por narrarnos la historia con un marcado estilo novelesco que le sienta realmente fenomenal a esta historia, proporcionando al lector una lectura mucho más fluida y entretenida, al no limitarse al citar únicamente las fechas y datos concernientes a un relato que, como toda gran historia, está repleta de pasajes emotivos, tristes, alegres y otros verdaderamente indignantes que nos revelan la clase de persona que era realmente Bob Kane, un auténtico chupóptero que vivía del trabajo de los demás, atribuyéndose para sí todo el mérito y que hasta el momento de su muerte mintió en lo referente a su supuesta autoría del Hombre Murciélago, negándolo incluso en los momentos en los que Finger decidió romper su silencio para confesarle a todo el mundo la auténtica verdad sobre la creación del personaje.
Más que la historia detallada del Caballero Oscuro, Serenata nocturna es un sentido homenaje que repasa la vida y obra de un gran autor de carácter introvertido y soñador que vio como su talento y sus creaciones no fueron nunca debidamente reconocidos, mientras todo el mérito, la fama y el dinero cosechados gracias a su creatividad recaían en otra persona que, para colmo, se jactaba de ello.
En definitiva, un excelente libro que se lee de una sentada, maravillosamente escrito, y con el que además de celebrar el 75º aniversario de Batman, nos sirve para descubrir la verdadera historia tras el mito que el gran público desconoce, y que además es un merecido reconocimiento a la figura de Bill Finger, que se merecía este homenaje y muchos más que, lamentablemente, le fueron negados en vida, y que le llevaron a morir solo y prácticamente en la ruina. Va por ti, Bill.

Batman: Serenata nocturna. El origen del Caballero Oscuro
David Hernando
Cartoné. 236 páginas. B/N con encarte a color. 14,90 €. Timun Mas

14 abril 2014

La gigantesca barba que era el mal (Stephen Collins, La Cúpula)


Descubrir a un autor como Stephen Collins gracias a La gigantesca barba que era el mal ha sido una de los sorpresas más agradables que me he encontrado en mis últimas lecturas y, por supuesto, es impepinable colocar a esta estupenda novela gráfica en mi top de mejores lecturas comiqueras en lo que va de año.
Stephen Collins es un dibujante e ilustrador británico totalmente desconocido en nuestro país, que ha sorprendido tanto a crítica como a los lectores, con este su primer tebeo largo, en el que nos narra una preciosa fábula sobre el miedo a lo desconocido y a lo diferente. Una historia de esas que te hacen pensar, y que tras terminar su lectura te sientes mejor persona. Y eso es algo de alabar, porque pocos tebeos tienen el poder de producir esa sensación en sus lectores.
Dave, el protagonista de la historia vive Aquí, un lugar donde reina el orden y la rutina, mientras a lo lejos, en el mar, se encuentra Allí, el lugar donde la incógnita y lo desconocido campan a sus anchas. Todos los ciudadanos de Aquí evitan incluso mirar el mar porque Allí han ocurrido desgracias o incluso gente ha desaparecido en las procelosas aguas del mar, por lo que siempre han evitado acercarse por miedo a lo que pueda ocurrir y por temor a salirse de su rutina establecida.
De buenas a primeras todo cambiará en Aquí, cuando el pelito rebelde del rostro de Dave, ese del que nunca ha podido librarse, comience a crecer de manera desproporcionada formando una gigantesca, espesa y poblada barba que no dejará de crecer, y que hará que todos, incluido el propio Dave, se pregunten a que es debido que esa gigantesca barba haya conseguido romper los estándares establecidos por la sociedad de Aquí y comiencen a pensar de una manera algo desordenada y diferente.
El estilo de dibujo de Collins, que nos puede recordar a libros de ilustración infantil, le viene como anillo al dedo a una historia que, pese a su sencillez, no deja de ser una inteligente y sutil crítica, cargada de una finísima mala baba, a las sociedades modernas en general, donde todo ha de estar en orden y etiquetado y nada puede salirse de las normas preestablecidas, y si cualquier cosa se sale de estas normas, siempre será observada como un bicho raro, como le ocurre a Dave en esta deliciosa historia.
En resumen, una lectura muy disfrutable y recomendable, que os gustará si buscáis lecturas diferentes dentro del género de la novela gráfica, que en esta ocasión está más cercana a obras de un gran clásico de la literatura infantil como Roald Dahl.

La gigantesca barba que era el mal
Stephen Collins
Rústica con solapas. 252 páginas. B/N. 23 €. La Cúpula

07 abril 2014

Superman: Avistamiento en Kansas (J. M. DeMatteis y Jamie Tolagson, ECC Ediciones)


Con el título de Avistamiento en Kansas nos llega uno de esas historias de Superman publicada en Estados Unidos en dos entregas en 2003, y que por una u otra razón aún permanecía inédito en nuestro país hasta hace unos meses que fue publicado por ECC Ediciones en un tomo único con la historia completa.
Al ver la portada, con Jor-El y esos hombrecillos verdes al fondo, tuve la impresión, equivocada, de que esta historia firmada por J. M. DeMatteis se trataba de un Elseworlds, o un Otros Mundos, o lo que es lo mismo una historia imaginaria fuera de la continuidad "oficial" del personaje. Nada más lejos de la realidad, ya que la historia narrada en este tomo está dentro de continuidad y además presenta una interesantísima reflexión sobre el miedo a lo desconocido, y sobre un aspecto del origen extraterrestre de Superman, que sus guionistas nunca, o casi nunca, habían tratado en sus historias a lo largo de los más de 75 años de trayectoria editorial del personaje creado por Jerry Siegel y Joe Shuster.
J. M. DeMatteis, veterano guionista, al que muchos acusan injustamente de contar una y otra vez la misma historia, es conocido por haber trabajado en series como Amazing Spider-man o la recordada etapa de la Liga de la Justicia "humorística" junto a Keith Giffen, es el encargado de relatarnos en esta historia como Superman debe hacer frente al misterio que rodeó su llegada a la Tierra desde el planeta Krypton, que ha permanecido oculto varios años, y que ahora sale a la luz, gracias al testimonio a un programa de televisión, al estilo de Cuarto Milenio, de unos habitantes de Smallvile vecinos de los Kent, que relacionan la llegada de Kal-El a la Tierra con el avistamiento de naves espaciales y extraños seres alienígenas.
Para mí ha sido una sorpresa encontrarme con esta historia de Superman extremadamente bien contada, con unos personajes muy bien caracterizados y con un desarrollo de la historia que huye de convencionalismos para sorprender en todo momento al lector, gracias sobre todo al buen hacer de su guionista, y que además plantea una serie de ideas y conceptos realmente interesantes que, inexplicablemente poco o nada habían sido tratados en las historias de Superman, hasta la fecha.
En definitiva, una historia de Superman que atrapa al lector desde la primera página, y que cuenta en su haber con un dibujante bastante competente como Jamie Tolagson, al que reconozco que no conocía hasta ahora, cuyo trabajo en Avistamiento en Kansas me ha parecido lo suficientemente interesante y atractivo como para que le siga la pista en obras futuras.
Recomendable para aquellos que busquen una lectura sobre el personaje de Superman con mucha más sustancia de lo habitual, y para todos aquellos apasionados de la ufología y de todo tipo de misterios inexplicables relacionados con alienígenas y platillos volantes.

Superman: Avistamiento en Kansas
J. M. DeMatteis y Jamie Tolagson
Rústica. 136 páginas. Color. 12,95 €. ECC Ediciones

Batwoman: Mareas de sangre (J. H. Williams III, W. Haden Blackman y Trevor McCarthy, ECC Ediciones)


Con este tercer tomo de Batwoman, titulado Mareas de sangre, sus guionistas, J. H. Williams III y W. Haden Blackman, dan por finalizado el que podríamos calificar como primer arco argumental de la serie, en el que se finiquitan todas las tramas abiertas desde el primer número de esta extraña y personalísima serie creada por el dibujante J. H. Williams III, al tiempo que se presentan un par de interesantes tramas que darán bastante juego en el futuro de la protagonista.
El tomo publicado por ECC Ediciones contiene, además de los números 12 al 17, el número 0 de la serie en el que, al igual que todos los números publicados por la editorial durante ese mes en Estados Unidos, se nos narra el origen del personaje, una historia dura y emotiva, en la que tanto Williams III y Haden Blackman logran captar perfectamente toda la personalidad y amargura de su personaje, mostrándonos a través de diferentes flashbacks las condiciones y circunstancias que propiciaron que Katy Kane acabara adoptando la identidad de Batwoman para combatir al crimen en la ciudad de Gotham.
Tras este excelente aperitivo, llega el plato principal en la historia que, muy acertadamente, lleva el título de Las Mejores del Mundo, ya que nos presenta el primer team-up entre el personaje de Batwoman y el de Wonder Woman, a la que Mujer Murciélago pedirá su ayuda, al encontrarse en un callejón sin salida en el caso de los niños desaparecidos del barrio hispano de Gotham, y cuyas pistas parecen apuntar finalmente a que un misterioso personaje relacionado de alguna manera con dioses mitológicos griegos,  está detrás del secuestro de los niños y de todos los villanos a los que se ha enfrentado Batwoman desde el comienzo del caso.
Además de con la ayuda de Princesa Amazona, Batwoman contará con el apoyo de variopintos personajes como el hombre lobo Kyle Abott o los agentes de DEO, en una espectacular historia con sobrenaturales reminiscencias a Lovecraft, repleta de acción a raudales y con algún que otro giro inesperado, y donde el auténtico protagonista de la historia es el excepcional trabajo de su dibujante J. H. Williams III, convirtiendo este tebeo en una verdadera obra de arte, cuyas páginas son todo un placer contemplar al ser un gozo para el lector, y todo un manual para el dibujante, que muestra cómo no aburrirse dibujando y dando soluciones imaginativas y originales en cuanto a la narratividad y la composición en cada una de las páginas de este recomendable y entretenido tebeo protagonizado por uno de los personajes mejor caracterizados del Universo DC de los últimos tiempos.

Batwoman: Mareas de sangre
J. H. Williams III, W. Haden Blackman y Trevor McCarthy
Rústica. 160 páginas. Color. 14,95 €. ECC Ediciones

03 abril 2014

Tiempo de canicas (Beto Hernandez, La Cúpula)


Gracias a Ediciones La Cúpula llega a las librerías españolas Tiempo de canicas, una de las últimas obras del prolífico Beto Hernandez, creador junto a sus hermanos Mario y Jaime del mítico tebeo Love & Rockets. Como curiosidad me gustaría destacar que esta obra fuese publicada en Estados Unidos por la editorial independiente Drawn & Quarterly, cuando ha sido siempre la editorial Fantagraphics la encargada de publicar los trabajos de los Hermanos Hernandez.
He de reconocer que en los últimos tiempos tenía bastante perdida la pista al autor californiano, sobre todo desde que abandonó sus historias costumbristas ambientadas en el pueblo de Palomar para contar una serie de historias de otros géneros, como la ciencia ficción o el thriller, que por una u otra razón no han acabado de convencerme del todo, y es que el listón estaba muy alto con la saga de Luba y demás personajes.
En esta nueva novela gráfica, que podríamos calificar de semiautobiográfica, Beto echa mano de sus recuerdos de la infancia para componer una bellísima historia compuesta por pequeñas anécdotas sin relación aparente cuyo único punto en común es el pequeño Huey, el protagonista de la historia junto a sus dos hermanos Junior y Chavo.
En Tiempo de canicas, el autor acude a la siempre socorrida nostalgia, siendo inevitable el aluvión de referencias a todo tipo de expresión de la cultura popular americana, que nos sirven para situar la historia en un marco temporal, al tiempo que le sirven al autor para despertar en el lector, que haya vivido esa época, una serie de recuerdos de la infancia que enseguida relacionará con las referencias mostradas en la obra, al tiempo que le retrotraerá a unos tiempos más sencillos en los que los niños nos podíamos pasar todo el día jugando a las canicas, leyendo tebeos, peleando, molestando a las chicas, o simplemente jugando a cualquier cosa usando únicamente nuestra imaginación.
En esta obra Beto se descubre como un autor de gran sensibilidad, al reflejar de una manera magistral el mundo de la infancia, creando unos inolvidables personajes, que en muchas ocasiones nos pueden recordar a los grandes personajes que creara el maestro Charles M. Schulz en su tira Peanuts, con la que este tebeo tiene más de un punto en común.
Como apunte sentimental que llegará al corazón de cualquier lector que haya leído tebeos desde muy pequeño, cabe destacar los momentos en los que el pequeño Huey juega a ser el Capitán América con un frisbee pintado a modo de escudo, o en los momentos en los que lee sus tebeos a su hermano pequeño, o incluso ese terrible momento que seguramente todos hemos vivido de pequeños, en los que nuestros padres nos escondían, o incluso alguna vez tiraban a la basura, nuestros tebeos hasta que sacáramos buenas notas en el colegio, como le ocurre en este cómic a Junior, el hermano mayor de Huey.
En definitiva, nos encontramos ante una obra muy recomendable, de un autor, al que sinceramente ya daba por perdido, y sin embargo con esta obra ha sabido ganarse mi fidelidad para seguir con gran interés sus próximos trabajos que, esperemos, podamos leer pronto por estos lares.

Tiempo de canicas
Beto Hernandez
Cartoné. 148 páginas. B/N. 18,50 €. La Cúpula