27 noviembre 2014

Batman: El Tribunal de los Búhos (Scott Snyder, James Tynion IV, Greg Capullo, Jason Fabok y Rafael Albuquerque, ECC Ediciones)


Aprovechando el nuevo punto de partida que el reboot de The New 52 supuso para todas sus series, en DC Comics decidieron apostar por un nuevo equipo creativo para el relanzamiento de Batman, una de sus cabeceras más emblemáticas.
En la editorial confiaron en Scott Snyder, guionista que ya había escrito algunas aventuras del personaje para la cabecera Detective Comics, y que comenzaba a hacerse un nombre en la industria, sobre todo por su trabajo en la serie de Vertigo American Vampire, para que tomara las riendas del personaje en esta nueva etapa.
El dibujante elegido para acompañar a Snyder en esta importante tarea resultó ser el veterano Greg Capullo, que volvía a una gran editorial tras algunos trabajos en Image Comics dibujando varias series de Todd McFarlane.
Ante un lienzo totalmente en blanco, y sin ataduras de ningún tipo con las etapas previas del personaje, Snyder decidió realizar un ejercicio de retro continuidad con el personaje amparándose en lo que supone la ciudad de Gotham para Batman. En este primer arco argumental se nos presentaba una nueva amenaza para Gotham y Batman, el Tribunal de los Búhos, una misteriosa y antigua sociedad formada por ciudadanos de la alta sociedad que en secreto controla los designios de la ciudad.
La retro continuidad es una herramienta peligrosa en malas manos, y en muchas ocasiones ha dado lugar a historias terribles cuando no se ha utilizado correctamente. Afortunadamente este no ha sido el caso y Snyder consiguió salir airoso de esta primera historia del personaje cosechando excelentes críticas por parte de crítica y público, que coincidieron en que El Tribunal de los Búhos fue una magnífica carta de presentación de esta nueva etapa del personaje.
Uno de los puntos claves de este éxito ha sido, sin lugar a dudas, el maravilloso trabajo realizado por Greg Capullo, que ha sabido conjugar en sus páginas un dibujo soberbio, una narración espectacular y ágil que hace que la lectura fluya de manera natural durante todo la historia y un gran diseño de personajes, sobre todo su versión de Batman fuertemente inspirada por la que dibujara Frank Miller en El Regreso del Caballero Oscuro. Mención especial merece el impecable coloreado firmado por Fco Plasencia, cuya paleta cromática consigue dar un tono truculento que a la historia le sienta fenomenal, y que nos hace recordar al estupendo trabajo de Lynn Varley.
Además del trabajo de Snyder y Capullo, podemos encontrar colaboraciones de autores como James Tynion IV, Jason Fabok y Rafael Albuquerque, que, junto a Snyder, se encargan de contarnos dos historias que tienen relación de manera tangencial con La Noche de los Búhos, el evento en el que se vieron envueltas todas las series relacionadas con Batman. La primera de estas historias, estás dibujada por Fabok y protagonizada por Mr. Frío, y en ella Tynion IV y Snyder nos relatan el origen del personaje, mientras que la segunda historia está protagonizada por Jarvis Pennyworth, el padre de Alfred.
Considerada por muchos como una de las mejores etapas del personaje desde hace años, hay que reconocerle a Snyder y Capullo el mérito de haber conseguido atraer a nuevos lectores, al tiempo que han conseguido aupar a la serie a los primeros puestos en las listas de los más vendidos durante los últimos años.
En El Tribunal de los Búhos encontraréis un espectacular y entretenido relato a medio camino entre el terror psicológico, el thriller y el misterio, donde Batman ha de enfrentarse a los fantasmas de su pasado al tiempo que lucha por mantener su cordura y su vida, todo ello magníficamente editado por ECC en un lujoso tomo que además de los números 1 al 11 de la serie original, y el Annual 1, incluye varios extras como una galeria de bocetos, algunas páginas del guión de Snyder y una entrevista a Greg Capullo.

Batman: El Tribunal de los Búhos
Scott Snyder, James Tynion IV, Greg Capullo, Jason Fabok y Rafael Albuquerque
Cartoné. 352 páginas. Color. 30 €. ECC Ediciones

26 noviembre 2014

Caso para dos (Anthony Pastor, La Cúpula)


Los lectores más talluditos sin duda recordarán aquellos tiempos en los que La Cúpula publicaba la mayor parte de sus novedades en las colecciones Fuera de Serie Comix y Brut Comix, en la que publicaban gran cantidad de títulos en cuadernillos grapados, con un formato algo más pequeño que un comic-book.
Gracias al revival que el formato comic-book está viviendo en los últimos tiempos por parte de varias editoriales españolas, la editorial catalana ha decidido apostar de nuevo por este formato, y dos de sus últimas novedades han sido publicadas en forma de cuadernillos grapados.
Una de estas novedades, titulada Caso para dos, se nos presenta como una precuela de la serie creada por el dibujante Anthony Pastor, y protagonizada por su personaje Sally Salinger, de la que hasta ahora hemos podido leer dos excelentes novelas gráficas Castilla Drive y Caramelos atómicos. De esta última historia espero poder ofreceros próximamente una reseña analizándola con más detalle.
Anthony Pastor, dibujante francés de madre gala y padre español, es un enamorado del género negro como ya hemos podido comprobar en sus dos historias largas publicadas hasta la fecha, donde además de mostrarnos su querencia por el noir detectivesco, nos narraba una más que recomendable historieta de corte costumbrista donde Sally, tras ser abandonada por Robert, debía salir adelante criando a sus dos hijos tomando el puesto de detective privado heredado de su marido.
En este Caso para dos, aun tratándose de una obra de menor extensión, Pastor consigue aprovechar al máximo las 32 páginas del cuadernillo para presentarnos un caso, narrado de manera muy original gracias sobre todo al "montaje" escogido por Pastor en esta ocasión, donde se van solapando dos acciones separadas en el tiempo que acaban confluyendo en un sorprendente giro final, donde descubriremos, que las apariencias pueden engañar.
Probad a echarle un ojo a cualquiera de las páginas de este Caso para dos y enseguida caeréis rendidos ante el grandioso aspecto visual que consigue imprimir el autor a cada una de sus páginas.
Si os gustaron obras como por ejemplo Balas perdidas o 100 Balas, solo me queda recomendaros las tres historias de esta genial serie protagonizadas por Sally Salinger, de la que este Caso para dos es una estupenda puerta de entrada al universo creado por Anthony Pastor, un autor genial, que no solo consigue escribir unos diálogos dignos de los grandes autores de la novela negra, sino que además es un estupendo dibujante cuyo maravilloso uso del color consigue crear unas atmósferas geniales para este tipo de historias.

Caso para dos
Anthony Pastor

Grapa con solapas. 36 páginas. Color. 5,90 €. La Cúpula

24 noviembre 2014

Batman: Bajo la capucha 1 y 2 (Judd Winick, Cliff Richards, Jeremy Haun, Pablo Raimondi, Doug Mahnke y Paul Lee, ECC Ediciones)

    

En estos tiempos que corren, y sobre todo gracias o por culpa de internet, es difícil no enterarse del contenido de los cómics tiempo antes de que lleguen a las librerías, ya sea porque las informaciones son filtradas o bien son las propias editoriales las que revientan las sorpresas de muertes o regresos de personajes para conseguir atención mediática.
Los lectores veteranos ya sabemos de sobra como funciona esto de los superhéroes, y ya no hay personaje que no pueda regresar de la tumba si así lo requiere el editor en jefe de turno. En este caso, aquellos que en su día leyeron esta etapa de Batman sin saber nada de lo que se iban a encontrar en su interior, sin duda disfrutarían de lo lindo con su lectura, al margen de que se pudieran enfadar o alegrar por el regreso de cierto personaje del pasado de Batman que parecía muerto y enterrado.
Judd Winick, guionista que venía de trabajar en series como Green Lantern y Green Arrow, recaló en la serie de Batman donde, además de firmar una de las etapas del Caballero Oscuro más recordadas de los últimos tiempos, hizo regresar de los muertos a un personaje cuya situación parecía intocable para los aficionados. Como curiosidad hay que señalar que esta magnífica etapa tuvo su propia adaptación animada por parte de los estudios de animación de la Warner, en una de las mejores películas de Batman, en cuanto a animación se refiere.
Winick dejó de lado la vertiente detectivesa del personaje y convirtió la serie en un auténtico blockbuster superheróico, donde la acción pura y dura sería la protagonista y donde seriamos testigos de como la aparición de un nuevo Capucha Roja en Gotham, dispuesto a vengarse de Batman y hacerse con el control de la ciudad, llegaría a poner en aprietos al Hombre Murciélago en más de una ocasión.
Al dibujo nos encontramos con el siempre eficaz Doug Mahnke, con una pequeña ayuda de Paul Lee, que nos narran un espectacular y cruento enfrentamiento, en un adrenalítico tebeo repleto de acción que en ningún momento da tregua al lector.
Al tiempo que escribo estas líneas intentando mantener en secreto la identidad del nuevo Capucha Roja, caigo en la cuenta de que habrá poquísimos aficionados que no conozcan ya quien se ocultaba tras la capucha roja, y además me percato de que ECC Ediciones ha publicado en el primer tomo de esta miniserie de tres números, la miniserie Red Hood: The Lost Days, cronológicamente anterior, pero publicada en Estados Unidos años después de la mencionada etapa de Batman, por lo que aquellos que no quieran saberlo deberían leer el segundo tomo antes que el primero.
Esta miniserie de seis números, le sirvió a Winick, junto a los dibujantes Cliff Richards, Jeremy Haun y Pablo Raimondi, para narrarnos todo tipo de detalles sobre el regreso de entre los muertos de Capucha Roja, y el duro entrenamiento al que se vio sometido para llevar a cabo su obsesiva y esperada venganza contra el Caballero Oscuro.
Por su parte, el segundo tomo de este Batman: Bajo la capucha incluye los números 635 a 641 de Batman en su edición original.
Mención especial merecen las espectaculares portadas pintadas por el veterano y siempre eficaz Matt Wagner, creador de Grendel.
Para finalizar, solo me queda recomendaros la lectura de esta trepidante historia, que además de ser un entretenidísimo tebeo de acción superheróica, marcó un antes y un despúes, al menos hasta la llegada de The New 52, en la siempre cambiante historia del Hombre Murciélago.

Batman: Bajo la capucha 1 y 2
Judd Winick, Cliff Richards, Jeremy Haun, Pablo Raimondi, Doug Mahnke y Paul Lee

Rústica. 144 y 176 páginas. Color. 13,95 y 15,95 €. ECC Ediciones

La Cosa del Pantano de Brian K. Vaughan 2: La jungla de asfalto (Brian K. Vaughan y Roger Petersen, ECC Ediciones)


Como si de una road movie se tratara, o en este caso de un road comic, seguimos acompañando a Tefé Holland en su búsqueda a través de los Estados Unidos del Árbol del Conocimiento, junto a su compañero de viaje Barnabas, al que ya conocimos en la entrega anterior.
En este segundo tomo, Vaughan continúa mostrándonos como Tefé experimenta el concepto de humanidad, mientras va desfaciendo los entuertos que van saliendo en su camino, al igual que haría un superhéroe.
En esta nueva encarnación de la Cosa del Pantano, es bastante evidente que Vaughan no está demasiado interesado en mostrarnos acción y aventuras, así que se centra principalmente en mostrarnos la relación entre la pareja protagonista, a la que pronto se les unirá un personaje que ya conocimos en el tomo anterior. No obstante, si que intenta introducir en la trama una sensación de peligro que aceche a los protagonistas durante su viaje y para ello se saca de la manga a nuevos personajes que, suponemos que en próximas entregas, le pondrán las cosas complicadas a los protagonistas.
Los aficionados más puristas del personaje puede que echen de menos las encarnaciones más clásicas de la Cosa del Pantano, sin embargo hay que reconocerle la valentía a Vaughan de haber optado por un camino totalmente distinto, no solo por haber tomado a un personaje femenino como protagonista, sino por haber alejado las historias de los característicos pantanos de Luisiana, y es que en este cómic no hay ni Cosa ni Pantano, como reza el título.
En su lugar tenemos a un ser elemental, Tefé, un personaje bastante antipático, por cierto, con el que es bastante complicado mostrar empatía como lector, y con el que su guionista ha querido demostrarnos que, incluso con los mimbres que tiene a su disposición, es capaz de contarnos historias bastante interesantes sobre la naturaleza del ser humano a través de los ojos de un ser que no llega a comprender del todo lo que nos define como seres humanos.
En cuanto al apartado artístico, Roger Petersen sigue manteniendo el nivel mostrado en las entregas anteriores, y en este tomo tenemos a varios dibujantes invitados como Steve Lieber, Guy Davis o Paul Pope, que se encargan de ilustrar tres historias cortas en las que se nos narra el pasado de los personajes protagonistas.
Cerrando el tomo, que incluye los números 6 al 9 de la serie original, nos encontramos con dos historias  cortas publicadas originalmente en los especiales Vertigo Winter’s Edge 3 y Vertigo Secret Files & Origins: Swamp Thing 1, dibujadas por Roger Petersen y por Cliff Chiang respectivamente.
En definitiva, esta nueva versión del personaje, que puede recordarnos a una serie de televisión por su planteamiento, gustará a los muy fans de la historia de la Cosa del Pantano, y a todos aquellos que quieran conocer uno de los primeros trabajos del Vaughan, uno de los guionistas más interesantes del actual panorama comiquero.

La Cosa del Pantano de Brian K. Vaughan 2:  La jungla de asfalto
Brian K. Vaughan y Roger Petersen

Rústica. 128 páginas. Color. 12,50 €. ECC Ediciones

Superman: El último hijo de la Tierra (Steve Gerber y Doug Wheatley, ECC Ediciones)


Prácticamente todo el mundo conoce la historia de Kal-El, el último hijo de Krypton que logró escapar de la destrucción de su planeta natal, para llegar hasta el planeta Tierra y ser criado en Smallville por los Kent, para, una vez adulto, llegar a convertirse en Superman. Pero, ¿qué hubiera pasado si Clark Kent hubiese nacido como humano en la Tierra y hubiese sido enviado a Krypton ante la inminente destrucción de la Tierra, debido al impacto de un meteorito?
El encargado de responder a esta y otras preguntas fue Steve Gerber, conocido por ser el creador del Pato Howard, y por ser uno de los guionistas más originales y provocadores de la historia del cómic.
En Superman: El último hijo de la Tierra, Gerber parte de la premisa antes mencionada y nos cuenta como el matrimonio Kent, ante la inminente y aparente destrucción de la Tierra, enviará fuera del planeta a su hijo recién nacido en un cohete espacial que por azares del destino se estrellará en el planeta Krypton. Una vez allí, el pequeño Clark será adoptado por Jor-El, que le mantendrá oculto hasta que alcance la mayoría de edad, y pueda salir de su confinamiento gracias a un exoesqueleto que le permita moverse sin dificultad en la gravedad kryptoniana.
Pero como el destino es caprichoso, y como es un tebeo de superhéroes, el joven Clark, rebautizado Kal por su padre adoptivo, encontrará un misterioso objeto que le convertirá en la única esperanza de un Krypton al borde de la extinción.
Apoyándose en la magnífica miniserie Mundo de Krypton, obra de John Byrne y Mike Mignola, Gerber consigue crear una historia extremadamente respetuosa con todo lo que conocíamos hasta la fecha de la sociedad Kryptoniana al tiempo que es respetuoso con otros conceptos del Universo DC que no queremos desvelar para no estropear la experiencia al lector que se acerque a esta obra.
Quizá lo más interesante de esta obra sea su primera parte, donde Gerber firmar un excelente historia de ciencia-ficción, mientras inevitablemente en su segunda parte el guionista debe dar protagonismo a todos los elementos y personajes de la mitología de Superman, embarcando a Kal-El en una aventura post-apocalíptica mucho más convencional pero lo suficientemente entretenida para mantener el interés del lector.
Debido al éxito cosechado por esta primera miniserie Superman: Last Son of Earth de dos números publicados en el año 2000, la historia daría lugar a una continuación titulada Superman: Last Stand on Krypton, escrita y dibujada por el mismo equipo creativo.
Esta segunda parte retomaba ideas presentadas en la primera parte, y en ella Gerber nos mostraba la evolución lógica de los acontecimientos ocurridos en la parte anterior, y por supuesto el enfrentamiento definitivo entre Kal-El y su némesis, en esta ocasión siendo el planeta Krypton el campo de batalla.
En el apartado artístico nos encontramos al dibujante Doug Wheatley, un artista que ha trabajado principalmente para las series de Star Wars de Dark Horse, que puede que no sea muy conocido por los aficionados, pero que aquí se destapa con un trabajo tremendamente eficiente recreando el Krypton frío y aséptico y la Tierra devastada, gracias sobre todo a su estilo de dibujo realista y detallista.
Gracias a este estilo cargado de detalles el dibujante brilla especialmente en la segunda parte de la historia, siendo palpable su evolución gráfica con respecto a la entrega anterior.
No puedo ser imparcial a la hora de recomendar esta estupenda historia por dos motivos, primero por estar firmada por el gran Steve Gerber, y segundo por pertenecer a la siempre interesante línea Otros Mundos, que siempre nos da a los lectores veteranos esa sensación tan especial de leer algo nuevo, sorprendente e inesperado, una sensación que lamentablemente vamos perdiendo con el tiempo, y cuantas más lecturas vamos teniendo a nuestras espaldas, y que gracias a estas historias "imaginarias" recuperamos de nuevo.

Superman: El último hijo de la Tierra
Steve Gerber y Doug Wheatley
Rústica. 168 páginas. Color. 15,50 €. ECC Ediciones

21 noviembre 2014

Ex Machina 1 y 2 (Brian K. Vaughan y Tony Harris, ECC Ediciones)

    

Tras el éxito cosechado entre crítica y público con su serie Y, el último hombre, Brian K. Vaughan dejó de lado durante un tiempo sus colaboraciones con el sello Vertigo de DC Comics y en 2004 acudió al subsello Wildstorm de Image Comics para embarcarse en un proyecto de creación propia titulado Ex Machina.
Para esta nueva serie, Vaughan contó con la colaboración de Tony Harris, dibujante que no se ha prodigado demasiado en el mundo del cómic pero que es recordado con cariño por los aficionados por ser el creador, junto al guionista James Robinson, de Jack Knight, la encarnación noventera del personaje de Starman de DC Comics, y uno de los tebeos de superhéroes más brillante de los últimos tiempos.
Para aquellos que no conozcan esta serie, la mejor forma de definirla sería decir que es una serie que aborda toda clase de temas políticos protagonizada por un superhéroe retirado, así que imaginaos que algo así como El Ala Oeste de la Casa Blanca y que el Presidente Bartlet hubiese sido un superhéroe antes de llegar a Presidente de los Estados Unidos, pues más o menos eso es Ex Machina, solo que en este caso la política es a una escala más pequeña ya que en lugar de la Casa Blanca la acción se desarrolla en Nueva York siendo el protagonista principal Mitchell Hundred, el Alcalde de la ciudad.
Mitchell trabajaba como ingeniero para la ciudad de Nueva York, hasta que un buen día se topó con un extraño y misterioso objeto que le confirió el poder de comunicarse con las máquinas y gracias a esta habilidad decidió dedicarse a la lucha contra el crimen con un traje de superhéroe con el sobrenombre de la Gran Máquina.
El enfoque de Vaughan en esta serie es bastante realista, y el guionista nos muestra muy acertadamente como un tipo con superpoderes podría afectar a la sociedad que le rodea, y como su existencia podría haber influído en uno de los sucesos más trágicos de la historia reciente de los Estados Unidos.
La maestría de Vaughan con los diálogos y la siempre brillante caracterización de sus personajes, son sin duda dos de los puntos más fuertes de esta serie, sin olvidarnos, por supuesto, de la original manera en la que, a través de diferentes flashbacks, se nos va narrando en paralelo varios puntos claves en la vida de Mitchell, como su corta carrera como superhéroe, su campaña para lograr ser Alcalde y sus problemas políticos al frente del Ayuntamiento de la ciudad de Nueva York.
Por su parte, Tony Harris regresó por la puerta grande al mundo del cómic con esta serie, en la que mostraba a los lectores un nuevo estilo basado en referencias fotográficas, que poco o nada tenía que ver con el estilo oscuro y recargado de Starman, con el que se hizo famoso. Un estilo que puede recordar, salvando las distancias, al de Kevin Maguire, donde lo que priman son las expresiones faciales y corporales de los personajes frente a otros aspectos del dibujo.
En definitiva, Ex Machina es una excepcional serie, muy alejada de los demás títulos de de superhéroes al uso, donde Vaughan utiliza a sus personajes para hablar de cualquier tema social o político que le ronde por la cabeza, y en la que apenas vemos escenas de acción, siendo lo realmente importante las vidas y las diferentes relaciones entre los personajes que conforman el equipo de gobierno que asesora a Mitchell Hundred.
Esta nueva edición por parte de ECC Ediciones consta de 10 tomos, de los que hasta ahora solo han aparecido dos de ellos, que incluyen los números 1 al 10 de la serie original, además de las portadas de la serie y de los tomos recopilatorios originales.

Ex Machina 1 y 2
Brian K. Vaughan y Tony Harris

Rústica. 128 páginas c/u. Color. 12,50 € c/u. ECC Ediciones

Planetary 3 (Warren Ellis y John Cassaday, ECC Ediciones)


En esta nueva entrega de Planetary, el trío protagonista formado por Elijah Snow, Jakita Wagner y El Batería prosigue desentrañando la historia oculta de la Tierra, al tiempo que intentan pararle los pies a la temible amenaza que suponen Los Cuatro.
Este tercer tomo de la serie contiene el Planetary Preview, los números 13 al 16 de la serie original y el número especial Planetary / Batman.
En la primera historia, perteneciente al Preview, Ellis y Cassaday hacen su particular guiño/homenaje a cierto personaje gamma de Marvel Comics en una historia bastante truculenta que supuso el debut de la serie y la primera aparición de los personajes y en la que ambos autores se les nota aún algo verdes, sobre todo a Cassaday, cuyo estilo de dibujo tuvo una impresionante evolución en posteriores entregas.
El siguiente número nos revela algunos datos sobre el misterioso pasado de Elijah Snow, donde hacen aparición, y son nombrados, varios personajes de ficción de novelas decimonónicas rindiendo Ellis su particular homenaje a La Liga de los Hombres Extraordinarios del maestro Alan Moore.
A continuación se nos muestran varios enfrentamientos entre Planetary y Los Cuatro y además se nos explica como Elijah Snow va recordando poco a poco más detalles sobre su pasado oculto.
Y llega el momento de una de las historias más recordadas de la serie, Noche en la Tierra, en la que nuestro trío protagonista viaja a Gotham City, y una vez allí se encuentra con el misterioso Batman, o podríamos decir que con varias de sus versiones más conocidas. Un crossover muy especial donde Ellis nos muestra su particular visión del mito del Hombre Murciélago, que a la vez funciona como un sentido homenaje a este veterano icono de la cultura popular que este año cumple 75 años.
Cerrando el tomo nos encontramos con una historia donde Ellis homenajea a las películas chinas de artes marciales y donde se nos cuenta como Elijah Snow intenta reclutar a la heredera del Imperio Hark en su guerra personal contra Los Cuatro.
Llegados a este punto de la serie, vemos como Ellis y Cassaday forman una pareja creativa en brillante sintonía que nos va revelando una serie de piezas que en un principio parecen no tener relación entre sí, al tiempo que nos van revelando pequeños detalles ocultos del pasado de Elijah Snow y se nos va presentando a nuevos personajes y situaciones que tendrán su importancia en el tramo final de la serie. Solo me queda recomendaros esta nueva entrega de esta recomendable serie, advirtiéndoos de que lo mejor está aún por llegar.

Planetary 3
Warren Ellis y John Cassaday

Rústica. 160 páginas. Color. 14,95 €. ECC Ediciones

20 noviembre 2014

El resurgir (Scott Snyder y Sean Murphy, ECC Ediciones)


ECC Ediciones acaba de publicar El resurgir, una serie del sello Vertigo obra de dos de los autores más en forma del panorama norteamericano actual. Por un lado tenemos al guionista Scott Snyder, de rabiosa actualidad por su exitosa etapa en Batman, y por otro lado nos encontramos al dibujante Sean Murphy, cuyas obras ya sea como dibujante en su serie limitada en American Vampire, o como autor completo en Punk Rock Jesus han dado mucho que hablar últimamente.
Dos talentazos que ya habían colaborado con anterioridad, se vuelven a reunir para crear una sugerente historia de ciencia-ficción que profundiza en los orígenes de la humanidad que podrían tener relación con una misteriosa raza de seres marinos.
El resurgir, o The Wake en el original, se divide en dos partes bastante diferenciadas, pero según va avanzando la historia descubriremos que están muy relacionados entre sí. En la primera parte Snyder y Murphy nos narran la investigación por parte de un grupo de científicos y expertos de una misteriosa criatura encontrada en las profundidades oceánicas que según parece podría aportar pruebas de la posible evolución de la humanidad a partir de criaturas marinas en un atmosférico relato de terror que puede recordarnos a películas como Alien o Abyss.
Tras un salto temporal en la narración bastante importante, en una segunda parte de la historia, mucho más centrada en la acción y la aventura pura y dura, los autores nos presentan nuevos personajes y una nueva situación totalmente diferente de la anterior ambientada en un futuro post-apocalíptico a lo Waterworld, en donde gran parte del planeta se ha visto anegado por las aguas.
Al terminar de leer El resurgir uno tiene la impresión de que sus autores tenían planificada la historia que nos querían contar como serie regular y que posiblemente debido a la falta de ventas la serie tuvo que terminar bruscamente en su décima entrega, ya que la serie da la impresión de que podría haber dado mucho más de sí, aunque es probable que no esté en lo cierto y todo sean elucubraciones personales. Lo que si es seguro es que la serie fue muy bien tratada por la crítica como atestiguan los premios cosechados en los Premios Eisner de 2014, a la Mejor Serie Limitada y al Mejor Dibujante/Entintador, en mi opinión totalmente merecidos.
Mención especial merece el espectacular color aplicado por Matt Hollingsworth, con la maestría que le caracteriza, y con la que en esta ocasión consigue añadir una atmósfera muy especial a los dibujos de Murphy.
El tomo publicado por ECC contiene, además de los diez números de la serie original, una galería de portadas que incluye las firmadas por el propio Murphy, y las portadas alternativas realizadas por autores como Andy Kubert, Brad Anderson, Lee Bermejo, Dustin Nguyen, Andrew Robinson y Jae Lee.
En definitiva,  El resurgir está especialmente recomendada para todos aquellos que sepan disfrutar con una buena historia de género, ya sea de terror o de aventuras, teniendo en este tebeo dos historias por el precio de uno.

El resurgir
Scott Snyder y Sean Murphy
Rústica. 232 páginas. Color. 20,50 €. ECC Ediciones

11 noviembre 2014

Jano in corpore sano (Bernal, GP Ediciones)


Ya no recuerdo cuando fue la última vez que leí un número de la revista humorística El Jueves, quizás hace ya demasiado tiempo... De haber leído algún número reciente habría descubierto Jano in corpore sano, serie creada desde hace unos años por el autor zaragozano José Antonio Bernal, y de la que GP Ediciones acaba de publicar un estupendo tomo recopilando sus historietas.
Realmente es una verdadera lástima que El Jueves no publique desde hace tiempo sus míticos Pendones del Humor, porque de haberlo hecho quizás esta serie de Bernal hubiese tenido su correspondiente tomo recopilatorio, y así podría haber tenido la oportunidad de conocer a este personaje, y a un autor del que apenas conocía nada pero que con estas historietas me ha demostrado que tiene una vis cómica innata.
Pero no hay problema, ya que gracias a la gran labor que está realizando la editorial aragonesa GP Ediciones podemos disfrutar de esta serie en forma de recopilatorio, y de otros muchos tebeos firmados por autores aragoneses.
Jano in corpore sano es una serie humorística, en la que Bernal nos presenta a Jano, un auténtico enamorado del deporte, y las alocadas historias que protagoniza junto a sus compañeros de gimnasio, al tiempo que le vemos practicar todo tipo de deportes dando lugar a situaciones realmente hilarantes.
Como no podía ser de otra forma, los chistes referentes al día a día del gimnasio son los más frecuentes, y en mi opinión los más divertidos logrando momentos de auténtica carcajada.
Por otro lado, Bernal no se olvida de la actualidad del país, y es muy capaz de articular todo tipo de geniales gags sobre las noticias del momento, y de este modo no faltan eventos deportivos como el último Mundial, ni tampoco de los políticos y demás ralea.
Hacía mucho tiempo que no me reía leyendo un tebeo como me he reído leyendo estas historietas de Bernal, así que solo me queda recomendaros fervientemente este Jano in corpore sano, sobre todo si os gusta practicar deporte, aunque sea de manera ocasional, o si sois de esos que, como servidor, estáis siempre pensando en apuntaros a un gimnasio después de las vacaciones o al comienzo de cada nuevo año, pero siempre lo vais dejando por una u otra razón hasta el siguiente año, y luego hasta el siguiente, y así sucesivamente...

Jano in corpore sano
Bernal
Rústica con solapas. 96 páginas. Color. 12 €. GP Ediciones

10 noviembre 2014

Todo Juan Pistola (René Goscinny y Albert Uderzo, Bruño-Salvat)


Hace un tiempo que el grupo editorial Bruño, a través de Salvat, recuperó en un único tomo las aventuras de Umpa-Pá, una de las creaciones de René Goscinny y Albert Uderzo, los creadores de los populares Asterix y Obelix, y ahora le ha tocado el turno a un trabajo anterior, que además fue una de las primeras colaboraciones de la genial pareja creativa: Juan Pistola, o Jehan Pistolet en el original.
El tomo integral recopila todas las historias del personaje, incluyendo material inédito, nunca antes publicado en nuestro país, además de unos jugosos extras que incluyen varios artículos informativos sobre la serie y sus autores y un gran número de originales a lápiz que harán las delicias de los seguidores del trabajo del maestro Uderzo.
Como grandes enamorados de las historias de piratas que inspiraban las películas de aventuras de inicios de los años cincuenta, Goscinny y Uderzo decidieron que su primera colaboración seriada en el suplemento juvenil La Libre Junior sería una historia sobre un corsario francés a ordenes del Rey, cuya misión era acabar con la piratería. Así nacía el capitán Juan Pistola, un joven valiente y soñador que estaría destinado a ser el primer personaje importante en la fructífera carrera de sus creadores.
En la primera historia del tomo, titulada Juan Pistola, corsario prodigioso, se nos presenta la peculiar tripulación que acompañará al intrépido Juan en sus alocadas aventuras, y donde ya se comienza a vislumbrar ese tipo de humor tan característico del guionista que años más tarde veríamos en obras posteriores.
No descubro a nadie que Goscinny es, ha sido, y será un maestro del humor, y buena muestra de ello son estas divertidas historietas donde el guionista hace gala de su particular humor, demostrando que se puede hacer una historieta dirigida al público infantil que no insulte su inteligencia, y con la que pudieran disfrutar también los adultos.
En cuanto a Uderzo, es impresionante ver la evolución gráfica de su trabajo a través de los años, comenzando con un estilo bastante estilizado y realista con todo tipo de detalles, hasta llegar a un estilo más caricaturesco y sencillo, mucho más cercano al de sus famosos galos.
Como ya he comentado antes, es una verdadera maravilla poder contemplar los bocetos y originales a lápiz del dibujante incluidos en este recomendable tomo, que sin duda hará las delicias de los aficionados a la obra de estos dos grandes de la historieta mundial, y con la que tenemos la oportunidad de redescubrir una de sus primeras colaboraciones como equipo creativo.

Todo Juan Pistola
René Goscinny y Albert Uderzo
Cartoné. 240 páginas. Color. 24,90 €. Bruño-Salvat